Photobucket El tiempo en Terrassa (Barcelona)

lunes, 27 de febrero de 2012

Tarrasa, ciudad de las chimeneas (1 de 9)


Bandera de Tarrasa
Escudo de Tarrasa
Bandera Prov. Barcelona
Escudo Prov. Barcelona

Bandera de Cataluña
Escudo de Cataluña
Bandera de España
Escudo de España











  Tarrasa (en catalán y oficialmente Terrassa), la antigua Egara romana y Egosa íbera, es un municipio español situado a unos veinte kilómetros de la ciudad de Barcelona, en la comarca del Vallés Occidental de la que es capital comarcal junto a Sabadell (provincia de Barcelona, Cataluña). Con una población de 212.724 habitantes (INE 2010), es la cuarta ciudad de Cataluña en población y la vigesimoquinta de España.
  Tarrasa se encuentra situada al sur del macizo de Sant Llorenç del Munt sobre la Riera de las Arenas, a 286 metros sobre el nivel del mar y a 41°33′40″N 2°00′29″E, dentro de la fosa tectónica del Vallés-Penedés. Las zonas forestales ocupan el sector más nordoccidental del término; la parte septentrional se integra dentro del Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l'Obac.
  El término municipal tiene una superficie de 70,2 km². Limita al norte con Matadepera, Mura y Vacarisas, al este con la ciudad de Sabadell y Castellar del Vallés, al sur con San Quirico de Tarrasa, Les Fonts, Rubí y Ullastrell, y al oeste con Viladecavalls, y Vacarisas.
  Situada a unos veinte kilómetros de la ciudad de Barcelona, es ciudad vecina de Sabadell, con la que mantiene una histórica rivalidad.
  Administrativamente se encuentra dentro de la Comarca del Vallés Occidental, cuya capitalidad comparte con la ciudad de Sabadell.
  Las primeras noticias de la actual Tarrasa provienen de la época de los romanos, que fundaron la ciudad de Égara sobre un antiguo poblado ibérico del cual se han encontrado algunos restos, como monedas. También se han encontrado restos paleolíticos en torno al torrente de Vallparadís, cerca de donde actualmente está el Conjunto monumental de las iglesias de San Pedro de Tarrasa, así como una necrópolis de la Cultura de los Campos de Urnas en Can Misert. En el término municipal se encuentra también el Castillo Cartuja de Vallparadís, una construcción del siglo XII.
  Durante el siglo XIX Tarrasa fue una de las ciudades españolas donde la revolución industrial tuvo una mayor incidencia, con un gran número de fábricas e industrias dedicadas al textil. Hoy en día todavía perviven muchos edificios modernistas de aquella época, como el Vapor Aymerich, Amat i Jover (1907), actual Museo de la Ciencia y de la Técnica de Cataluña, la Masía Freixa (1907), la Casa Alegre de Sagrera (1911), el edificio del Ayuntamiento (1902), el Gran Casino (1920), el Teatro Principal (1920) y el Parc de Desinfecció (1920), por citar sólo los más destacados.
  El 1 de julio de 1904 el municipio de Tarrasa se anexionó parte del término del pueblo de San Pedro de Tarrasa (la antigua Ègara, que tenía 4.404 habitantes en el año 1900). Sabadell, por su parte, se anexionó otra parte (la Creu Alta, Ca n'Oriac...) y Rubí otra (Castellnou).
  El 25 de septiembre de 1962 sufrió los efectos de la gran riada que se produjo en la zona del Vallés, la cual afectó también a otros municipios como Rubí o San Quirico de Tarrasa.
  El municipio de Tarrasa cuenta con una amplia variedad artística de distintos ámbitos o períodos artísticos. Desde el periodo romano, pasando por el románico influenciado de Bizancio o el más característico catalán, gótico y modernista, hasta el arte más conceptual.
  Son varias las excavaciones por el Parc Vallparadís que están demostrando vida neolítica y paleolítica en la ciudad. Los restos encontrados hasta el momento se ubican dentro del conjunto museístico del castillo cartuja de Vallparadís.
  Del mundo romano nos ha llegado muy poco, sin mencionar las actuales excavaciones en el conjunto monumental de San Pedro, en concreto de Santa María, donde se hayan restos de lo que fue un antiguo baño romano y el puente de acceso a dicho conjunto.
  Más actual es el conjunto monumental de las iglesias de San Pedro, conformado por San Pedro, San Miguel y Santa María. Las tres muestran la evolución del románico en el mundo artístico.
  Tiene también importantes monumentos modernistas, como la Masía Freixa, del arquitecto Lluís Muncunill i Parellada.
  A su vez, Tarrasa muestra un abanico de posibilidades para los más jóvenes y ociosos en el Parc Vallès donde hay cine, discotecas y salones recreativos. Y para los amantes de la naturaleza, Tarrasa cuenta con el actual Parc Vallparadís.
  También es conocido su ya consolidado Festival de Jazz, que el 2010 celebró su vigésimonovena edición. Al norte de la ciudad, encontramos un gran parque audiovisual, el Parc Audiovisual de Terrassa. Este proyecto está promovido por el Ayuntamiento de esta ciudad y la Generalidad de Cataluña. En él, se encuentran muchos platós, donde, se puede realizar todo tipo de grabaciones audiovisuales. En el parque se grabó parte del anuncio de Lotería Nacional de Navidad y del de Freixenet (también el de Navidad). Ambos fueron grabados en el año 2008.
En lo que se refiere al transporte terrestre, Tarrasa está comunicada con Barcelona mediante dos autopistas, la C-58 y la C-16 (ésta última de peaje). La C-16 forma parte de la vía europea E-9, que une Barcelona con el túnel del Cadí y Francia.
  Tarrasa dispone de dos estaciones de pasajeros de la línea R4 de RENFE: Tarrasa, y Tarrasa Este. Dentro de poco estará la nueva estación de renfe Terrassa Oest, que estará muy cerca de la vía de circunvalación Ronda Ponent. También se encuentra la estación terminal de la línea S1 de los Ferrocarriles de la Generalidad de Cataluña junto con la de Les Fonts, y de aquí a 2011 la línea continuará con tres nuevas estaciones, una, la central, que conectará con RENFE en la Estació del Nord, otra en Vallparadís, cerca a las universidades (Tarrasa es la segunda ciudad universitaria de Cataluña) y la tercera, que llegará al barrio de Can Roca, en el norte de la ciudad).
  Además del tren existe diversas líneas de autobuses interurbanas que parten todas ellas de la Estación de Autobuses que está situada en el principio de la Rambla de Egara, en la entrada de la ciudad. Por ejemplo, las líneas de la Vallesana (C1: Castellar - Sabadell - Tarrasa, y C2: Sabadell - Tarrasa - Martorell).
  Para Tarrasa la Cultura es el Jazz y el deporte el Hockey Hierba. El deporte es una de las señas de identidad de la ciudad. Cuenta con una pista de atletismo, campo de fútbol y piscina olímpica, un circuito de ciclismo y también tiene una de las mejores instalaciones del mundo de hockey sobre hierba en las que se disputó un campeonato mundial de este deporte. Como acontecimento deportivo importante hay que destacar que en el año 1992 fue subsede olímpica de Barcelona 1992.
  Destaca entre todos los deportes el hockey sobre hierba con 4 clubes en la máxima categoría nacional española y con gran cantidad de jugadores internacionales de Tarrasa y localidades limítrofes.
  En el fútbol destaca el Terrassa Fútbol Club, que, tras militar en la Segunda División A de la Liga española entre los años 2001 y 2005, descendió y compito en la Segunda División B hasta el año 2010 i ahora juega en 3 division. Además, Tarrasa cuenta con el actual y en constante evolución Club de Esgrima Ciutat de Terrassa cuyos miembros compiten a nivel nacional y en diversas categorías, tanto masculinas como femeninas. En Terrassa también encontramos un club de balonmano que milita actualmente en 1a catalana, con un pavellon situado en Can Jofressa.
  También destacar como deporte muy importante el balonmano, en Terrassa encontramos un club llamado Handbol Terrassa, el cual debuta este año en primera.
Deportistas destacados:
  • Santi Freixa (1983-), Hockey internacional Jugador del Atletic Terrassa Hockey Club (ATHC).
  • Xavi Hernández (1980-), futbolista internacional actualmente en el FC Barcelona.
  • Albert Luque (1978-), futbolista internacional actualmente en el Mallorca FC.
  • Cristian García (1981-), futbolista actualmente en el Córdoba Club de Fútbol.
  • Toni Moral (1981-), futbolista actualmente en el Fútbol Club Cartagena.
  • Juan Carlos Moreno (1975-), ex futbolista internacional sub-21.
  • Albert Oliver (1978-), baloncestista actualmente en el Club Joventut de Badalona.
  • Guillem Rubio (1982-), baloncestista internacional actualmente en el Cajasol Banca Cívica.
  • Joan Peñarroya (1969-), baloncestista retirado, jugó en TDK Manresa, CB León y CB Ourense.
  En el campo de la cultura popular, Tarrasa es representativa dentro del mundo de los castellers, al contar con dos cuadrillas (Colla castellera) importantes: Minyons de Terrassa y Castellers de Terrassa. Cabe destacar que la colla Minyons de Terrassa es una de las más importantes dentro de esta disciplina.
  También está el Drac de Terrassa, es una figura mítica en forma de dragón. El dragón en si es una figura que lanza fuego por varios puntos de su cuerpo. La exhibición más importante del Drac es la fiesta mayor de Tarrasa ya que el Drac representa la leyenda de Tarrasa en la que el Drac baja de la Mola (Sant Llorenç) a comerse a los tarrasenses, algo así como la historia de Sant Jordi y el dragón.
  Destaca la actividad musical en torno al jazz: en Tarrasa se celebra desde hace 25 años el Festival Internacional de Jazz, que se ha convertido en el festival de referencia de Cataluña en cuanto a programación y prestigio. Es sabido la predilección que tenía el pianista de jazz internacional Tete Montoliu por su club, la Jazz Cava, dadas las oportunidades que le brindó de tocar con jazzmen internacionales como Pony Poindexter, Dexter Gordon y una larga lista. En agradecimiento, donó al club su piano de cola Kawai, que se encuentra actualmente en la sede de Amics de les Arts i Joventutds musicals, agrupación artística de la que pertenece Jazzterrassa, organizadora del festival y programadora estable de la Nova Jazz Cava de Tarrasa.


  Tarrasa tuvo unos 100 años de auge en la industria textil,  los que van desde el último cuarto del siglo XIX a  los tres primeros cuartos del siglo XX. Fruto de esa industrialización era la construcción de las mas grandes empresas textiles de Cataluña y de España, y la construcción de grandes chimeneas que arrojaban al aire el humo de la combustión del carbón necesario para producir el vapor que hacía mover las maquinas y telares. Otras, de los hornos de las "bóvilas" para producir calor para cocer las piezas de cerámica para la construcción.
  Con el declive de la industria textil y el cierre de muchas empresas textiles, los terrenos donde estaban ubicadas, se han convertido en bloques de pisos y casas, con jardines y zonas de recreo. Muchas de esas torres empezaron a derribarse también, hasta que se puso freno mediante un decreto que las consideraba patrimonio cultural. Por eso, hoy en día, podemos ver las que quedan en parques y en patios.
  Este es un reportaje en homenaje a ese pasado de Tarrasa.






































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada